viernes, diciembre 29, 2006

El Rifle Parte 2

asi como habia comentado anteriormente de una travesura de la cual me salve las demas no se hicieron esperar, mi pulso con el rifle que habia adquirido se hacia cada dia mas grande con la práctica, la casa que esta a la par de la mia tiene una segunda planta y en ese tiempo se encontraba deshabitada pero en el techo de la segunda planta habia un palomar, era un lugar donde reposaban y ponian huevos palomas de castillo, asi que dia y noche se miraba ahi las palomas volando de un lado a otro, cuando hicimos la travesura anterior solo nos quedo practicar con botellas pero luego el instinto de seguir haciendo mas travesuras renacio, "probemos dispararla a una paloma" le dije a un chero, intente varias veces, cuando le pegaba en las alas las cerotas solo salian volando espantadas pero no caian muertas, se les pegara en las alas, patas, cerca de la cabeza pero no se morian, luego de tanta práctica y error les encontre el punto débil y mortal, con un solo balero que le cayera en el buche caia muerta la paloma y ni agonizaba, era un tiro certero y mortal, claro que cuando se le pegaba en la cabeza tambien se morian, asi que las siguientes practicas fueron con seres vivientes y en movimiento, nos subiamos al techo, nos sentabamos y esperabamos que las palomas llegaran, el pequeño juego si se le puede llamar asi aunq era una travesura era a ver quien mataba palomas pero de un solo tiro, en mi caso por ser el dueño del rifle y pasar mas tiempo con el, era el que mas pulso tenia y sabia como, donde y en que parte pegarles, ufff matamos un repijazal de palomas solo por joder, pero un dia hicimos una locuro con un chero, en la tarde asi como si nada dijimos "puta q aburrido, q hacemos?" vamos al techo le dije, saque el rifle nos subimos y matamos una paloma, luego de sanguinarios la fuimos a ver ya muerta, con mi chero la desplumamos y la vimos ya como q estaba lista para comersela asada jajaj, pero en vez de hacer eso la pusimos entre 2 hierros con las alas extendidas de tiro al blanco y le hicimos unos cuantos disparos, luego volvimos a verla pero la curiosidad fue mayor, la rajamos y ya como todos unos veterinarios comenzamos a verle todos los organos, nosotros bien tranquilo tratando de adivinar "este es el corazon, este el higado, el estomagos, los intestinos..." cuando de repente mi papá llego del trabajo, asumo que pregunto por mi y mi mamá le dijo que estabamos en el techo, se subio a ver que haciamos y nos ve bien clavados haciendole la "autopsia" al animal, jajaja nos pego una gran puteada que mejor nos bajamos del techo a cagarnos de la risa de la estupidez que habiamos hecho, cagada de la risa las travesuras q hicimos con el rifle, todavia me recuerdo de muchas.

No hay comentarios: